CONSEJOS BASICOS


Una simple revisión que podemos hacer nosotros mismos nos puede ahorrar muchos problemas, y apenas nos ocupará unos minutos. Con unos mínimos conocimientos, podemos dejar nuestra moto preparada para afrontar el más largo de los viajes. Para que no se convierta en una odisea por culpa de una tonta avería que te deje tirado en medio de la nada. Básicamente, es lo mismo que hay que mirar en un auto: niveles de aceite de motor, líquido de frenos y batería, tensar cadena, presión de neumáticos, estado de pastillas de freno y cubiertas.

Procura no abusar mucho de los frenos,  ayudándote del trasero - Cuidado con las líneas blancas en la calzada,  son pistas de hielo y de las negras que usan para tapar las blancas.-Procura tomar las curvas con la velocidad adecuada .-Al salir de una curva,  abre el paso de gasolina suavemente,  la rueda trasera podría seguir otra trayectoria.-Precaución con las primeras gotas,  no es lo mismo llevar poco tiempo el suelo mojado(restos de arenilla formando barro, grava, etc.) que la calzada recién mojada se vuelve más deslizante.-En caso de empañamiento del casco, disminuye la velocidad y abre la visera.-Ojo con los adelantamientos, te echan autenticas olas.-Y, por supuesto, modera la velocidad, en tramos que vas a un ritmo, no podrás ir igual en caso de calzada mojada.-El peligro se multiplica cuando lleva mucho tiempo sin llover. El aceite que tiran los vehículos se va incrustando en los poros del asfalto y con las primeras gotas,  al ser menos denso,  aflora a la superficie.-Por último, si es posible, seca algo la moto al llegar a casa, la desidia suele oxidar ciertas piezas. Solidarízate con otros motoqueros parados en la berma y échales una mano,  nunca se sabe cuando te tocará a ti. Por cierto,  si quieres conocer el mundo motoquero a la vez que reírte un montón,  lee los datos y de más publicaciones de " El equipo JOE BAR".


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada